La educación constituye uno de los pilares más importantes dentro de la sociedad, todas las metodologías que implementamos los docentes, buscan finalmente formar ciudadanos capaces de enfrentar lo que ocurre a nuestro alrededor.

 

Al estar tan ligada a una sociedad que cambia y se transforma constantemente, es claro que nosotros los docentes también debemos transformarnos. Los seres humanos hemos evolucionado de muchas formas y nuestros estudiantes hoy en día, actúan, piensan y se relacionan de manera muy diferente, que como por ejemplo hace 20 años. Por ende, ante las circunstancias que se nos presentan en el diario vivir debemos adaptarnos y seguir evolucionando, siempre con el pensamiento de formar seres humanos con un pensamiento crítico y reflexivo. Actualmente vivimos una situación de aislamiento social y aunque la educación también se trata de interaccionar con nuestros estudiantes y escucharlos a diario, por ahora nos corresponde vernos de manera virtual, por las videollamadas y tutorías.

 

Virtual v/s Presencial

Estas transformaciones no son fáciles y tampoco se dan de un día para otro, pero está en nosotros los docentes, adaptarnos y adaptar a los estudiantes a un modelo de educación mucho más reflexivo en donde los estudiantes son más autónomos a la hora de asistir a las clases virtuales y de enviar las actividades que nosotros los docentes planeamos para mejorar cada vez más el proceso de aprendizaje de cada uno de ellos.  Por ende, la situación que vivimos actualmente, nos deja muchas enseñanzas para todas las instituciones educativas, pues la educación virtual se convierte ahora en lo fundamental y es el momento de ver todas las ventajas que nos ofrece, puesto que cada vez vamos implementando más metodologías y procesos que nos permiten confirmar que si se puede estudiar virtualmente, ya que cada estudiante va ejerciendo esa autonomía y responsabilidad con su proceso de aprendizaje por lo que ese pensamiento de que este tipo de educación es deficiente, va desvaneciendo a medida que nosotros los docentes nos transformemos y evolucionemos ante los cambios en la sociedad.

Carolina Becerra.